Twitter
Youtube
Flickr
AECID | Oficina Técnica de Cooperación
Está en: Inicio / Noticias / AECID / OTC / Huancavelica: computadoras y huertos revolucionan escuelas

Noticias

Domingo, 25 Junio 2017
Lunes, 19 Diciembre 2016
Huancavelica: computadoras y huertos revolucionan escuelas (Agencia EFE)

Agencia EFE - Fernando Gimeno (Acobamba)

En la región Huancavelica, uno de los paisajes más rurales, aislados y empobrecidos de Perú, computadoras con Internet y huertos orgánicos están revolucionando la educación de un grupo de escuelas estatales de los Andes para mejorar el rendimiento académico del país, uno de los más bajos de Suramérica.

En la provincia de Acobamba, situada en el centro de Perú, la tecnología es muy escasa, el acceso a Internet casi nulo y la desnutrición y la anemia infantil están aún presentes, señaló a Efe Berly Sotelo, administrador del proyecto que busca transformar una docencia, todavía arcaica, en esa montañosa área.

El proyecto, desarrollado por el movimiento Fe y Alegría con el apoyo de la Fundación Telefónica y la editorial Santillana, abarca dieciocho escuelas de Acobamba, entre ellas seis de nivel inicial, siete de primaria y cinco de secundaria, donde en total estudian 1.052 alumnos a cargo de 112 profesores.

La iniciativa es además parte de la primera Alianza Público Privada para el Desarrollo (APPD) de la cooperación española, desarrollada de manera pionera en Acobamba, y en la que también participaron la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) y Ayuda en acción, entre otros actores.

Sotelo explicó que las computadoras, servidores y otras tecnologías de la información y comunicación (TIC) fueron donadas por la Fundación Telefónica y por el gobierno regional de Huancavelica.

Deysi Sánchez, alumna de cuarto grado de secundaria de la Institución Educativa Coras, del caserío de Pomacancha, situado en el municipio de Caja, aseguró a Efe que las computadoras y la intranet instalada en su escuela le hizo mejorar su aprendizaje.

"Es mejor hacer nuestras tareas virtualmente que realizarlas en el cuaderno. Utilizamos las computadoras para hacer trabajos e investigaciones en cursos como inglés, comunicación, y matemáticas, y nos ha ayudado a elevar nuestras notas", dijo Sánchez.

Los huertos, instalados en los patios de las escuelas, están equipados con fitotoldos para proteger sus hortalizas de las heladas, granizadas y la cambiante climatología de esta provincia andina situada a unos 3.000 metros sobre el nivel del mar y dedicada eminentemente a la agricultura y a la ganadería.

En ellos los alumnos aprenden a plantar, regar, trasplantar y cosechar cebollas, acelgas, espinacas, lechugas, coles, remolacha y calabazas, contó a Efe Yubely Quiñónez, estudiante de sexto grado de primaria de la Institución Educativa 36173, del caserío Choclococha, perteneciente al municipio de Pomacocha.

Quiñónez indicó que lo aprendido en el huerto lo aplica en su casa y que los productos cosechados los consumen en el desayuno porque "todavía hay mucha anemia" y sirven para complementar las bebidas de Qali Warma, un programa social del Gobierno peruano que da desayuno a los escolares.

El proyecto también redujo el absentismo escolar a partir de charlas y campañas con las familias, destacó Berly Sotelo, pues "los padres hacían que los niños se quedaran en sus chacras (granjas) para que les ayudaran y había que hacerles entender que los niños tienen que estar en la escuela".

El administrador del proyecto afirmó que el nivel educativo de Acobamba "se está incrementando" cada año gracias a que también desarrollan capacitaciones con los profesores, para que estén adecuados a los requisitos del Ministerio de Educación.

El director de la escuela de Choclococha, Wilber Galindes, comentó a Efe que con ese apoyo ahora las clases en su institución son más interactivas y participativas, "porque el profesor ya no es el sabelotodo, sino que actúa como guía y apoyo para que los mismos niños creen su propio aprendizaje mientras utilizan tecnología".

El docente manifestó que su escuela ya no utiliza tanta pizarra y tiza porque está inmiscuida en ese cambio, que de extenderse a otras regiones puede hacer que Perú deje de ser el último país del informe PISA, donde se evalúa el rendimiento académico a estudiantes de 15 años en 72 países, y cuya nueva edición se presenta este martes.