Twitter
Youtube
Flickr
Facebook
AECID | Oficina Técnica de Cooperación
Está en: Inicio / Noticias / AECID / OTC / La AECID y Cesal evalúan los factores de desigualdad de

Noticias

Lunes, 18 Noviembre 2019
Jueves, 12 Septiembre 2019
La AECID y Cesal evalúan los factores de desigualdad de género en el interior del país para revertir esta situación

Lima, 12 de septiembre de 2019.- La igualdad de género es uno de los objetivos fundamentales de la AECID, puesto que la falta de oportunidades de desarrollo y la discriminación contra las mujeres sigue siendo una situación latente que no permite el progreso de la sociedad.

En ese sentido, la AECID apoya a la ONG Cesal para la concreción del proyecto “Fortalecimiento de la gobernanza ambiental democrática en los tres niveles de gobierno y la participación ciudadana para el incremento de la capacidad de resiliencia y adaptación al cambio climático de las mujeres y poblaciones indígenas y campesinas en Perú”, que busca incorporar el enfoque de género en el desarrollo sostenible.

En el marco de esta iniciativa, Cesal, en coordinación con el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) y la Mancomunidad Regional de los Andes -integrada por Ayacucho, Apurímac, Huancavelica, Ica y Junín-, presentó un folleto que explica los beneficios de la implementación de las políticas de igualdad de género para el progreso de estas zonas.

Como resultado del análisis realizado para evaluar las causas por las cuales el avance en la igualdad entre hombres y mujeres no es el más óptimo en estas provincias, se encontraron tres factores principales que impiden la inclusión de las mujeres en las políticas gestión pública regional y local.

Violencia contra las mujeres: causada por la presencia de patrones socioculturales que toleran y normalizan la violencia.

Embarazo adolescente: debido al escaso acceso a una educación sexual integral y a las limitadas condiciones y oportunidades de las niñas y /o adolescentes para contar con un plan de vida.

Desigualdad en el ingreso económico de mujeres y hombres: provocado por el analfabetismo y la deserción escolar, la informalidad del empleo en el sector comercio y servicios, la escasa capacitación para las mujeres y el acceso limitado a los recursos productivos y tecnológicos.

Frente a este panorama, las instituciones involucradas están trabajando para implementar acciones que permitan revertir esos indicadores negativos, como involucrar a los hombres en las acciones preventivas promocionales contra la violencia basada en género y fomentar patrones de crianza compartidos.

También, planean adecuar los servicios de salud sexual y reproductiva con enfoques de género e interculturalidad diferenciados, así como promover políticas que contemplen la paridad en el acceso y el control de los recursos y gobernanza local.