Twitter
Youtube
Flickr
Facebook
AECID | Oficina Técnica de Cooperación
Está en: Inicio / Noticias / Agua y Saneamiento / En el Día Mundial del Agua: La calidad del agua paa la

Noticias

Jueves, 25 Febrero 2021
Martes, 23 Marzo 2010
En el Día Mundial del Agua: La calidad del agua paa la alimentación debe ser tan importante como la cantidad

De acuerdo con la FAO, una persona sólo necesita de tres litros de agua al día, pero para producir sus requerimientos alimenticios diarios, se necesitan 3 mil litros de agua. Además, la agricultura utiliza el 70 % de las extracciones de agua dulce a nivel mundial. En el Perú, el manejo del agua es fundamental ya que una importante región fisiográfica, como es la costa pacífica, es altamente sensible a la escasez de agua habida cuenta de su dependencia absoluta de las precipitaciones en la sierra y que en la costa se concentra más del 70% de la población nacional, pero solo el 1.8% de la oferta de agua dulce.

Según las proyecciones de la ONU, para el año 2025, 1 800 millones de personas vivirán en países o regiones con absoluta escasez de agua, y dos tercios de la población mundial podrían sufrir dificultades en su acceso al recurso. En el Perú, tan sólo el 43% de la población rural cuenta con abastecimiento de agua potable, el sector agrícola demanda el 80% del agua disponible, mientras que la población y el industrial concentran el 18% y el sector minero consume el 2% restante.

En este sentido, la FAO en el marco de la celebración del Día Mundial del Agua 2010, bajo el lema “Agua limpia para un Mundo Sano”, se une al objetivo de fomentar la concienciación en cuanto a la conservación de ecosistemas sanos, del bienestar humano, la necesidad de una mejor gestión a la calidad y cantidad de agua para la alimentación y exhortando a gobiernos, organizaciones, comunidades y personas en todo el mundo a que adopten medidas en relación con ese tema y realicen actividades de prevención de la contaminación, ordenación, rehabilitación y mejor uso.

La calidad del agua es un parámetro importante que afecta a todos los aspectos de los ecosistemas y del bienestar humano, como la salud de una comunidad, el alimento que se ha de producir, las actividades económicas, la salud de los ecosistemas y la diversidad biológica. Por consiguiente, la calidad del agua influye también sobre la pobreza humana, la riqueza, los niveles de educación y el combate al hambre.

Agua: Oportunidades en el Perú

En el Perú se viene trabajando para aumentar la eficiencia del uso del agua a través de diferentes iniciativas, como la mejora de los esquemas de riego, prácticas del uso del agua en la inocuidad de los alimentos, nutrición, el tratamiento de aguas servidas para su reutilización en la producción agrícola y programas de adaptación al cambio climático.

En el marco de este esfuerzo, la FAO con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), desarrolla un proyecto en apoyo a la rehabilitación productiva y la conservación de los recursos naturales, cuya prioridad es el agua, en las provincias de Ayacucho, Huancavelica, Lima e Ica, afectadas por el terremoto del año 2007, desarrollando experiencias piloto para el mejor almacenamiento de agua, uso de riego tecnificado con tecnologías locales y gestión integrada en cuencas.

El proyecto iniciado en 2009, cuenta con experiencias exitosas como es el caso de la puesta en operación del sistema de riego Huanauire, provincia de Lucanas, Región Ayacucho, donde se ha integrado la recuperación de un pequeño reservorio; el mejoramiento de las redes de distribución del agua y riego tecnificado con materiales locales; el establecimiento de semilleros de cultivos altoandinos de papa, haba, cebada y la capacitación en uso del agua mediante las Escuelas de Campo para Agricultores ECAS.

Esta puntual obra del Sistema de Riego de Huanaire en Ayacucho, ha permitido que 200 familias participen de forma activa en el manejo del agua, la rehabilitación de más de 200 hectáreas de cultivos, mejorar la eficiencia del riego en un 300%, la participación de las comunidades campesinas con su mano de obra, las autoridades locales, el Gobierno Regional de Ayacucho e instituciones. El objetivo de este proyecto, consiste en contribuir en la mejora de los sistemas productivos, apoyar la gestión sostenible de microcuencas hidrográficas, el fortalecimiento de las organizaciones locales y comunales; incrementar la seguridad alimentaria, los niveles de nutrición y disminuir la pobreza rural, beneficiando a más de seis mil familias de bajos recursos del Sur del Perú.


Por otra parte, el cambio climático está repercutiendo en los recursos hídricos y en su ordenación. Con el aumento de la temperatura, es previsible que se modifiquen las pautas de la lluvia, y que aumente en muchas zonas el riesgo de inundaciones, sequía y otros desastres relacionados con el clima. En las zonas alto-andinas del Perú, también se ha observado el derretimiento paulatino de algunos glaciares de la cordillera y emergencias como las registradas en el primer trimestre del 2010 por las lluvias excesivas en el Cusco y otros departamentos, lo cual obligó al estado peruano a declarar en estado de emergencia.

Atendiendo a este llamado, el Fondo para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (F-ODM), con financiación de España, desarrolla el Programa Conjunto “Gestión integral y adaptativa de recursos ambientales y riesgos climáticos en microcuencas altoandinas de Cusco y Apurímac”. El proyecto se enmarca en una acción concertada entre agencias especializadas de las Naciones Unidas el PNUD, el PNUMA, la OPS/OMS y la FAO.

La intervención se desarrolla en nueve Distritos de la sierra sur del Perú que constituyen la cuenca del Río Santo Tomás, entre el departamento de Cusco provincia de Chumbivilcas y el Departamento de Apurímac, provincia de Cotabambas. Con este programa, se espera incrementar las capacidades de los gobiernos locales, distritales y regionales en la gestión sostenible del agua y la adaptación del cambio climático a los marcos regulatorios; el mejoramiento de las prácticas productivas rurales y la búsqueda de alternativas de mercados y oportunidades para las poblaciones rurales vulnerables a los fenómenos asociados al cambio climático, con un total de 85 mil beneficiarios.

La celebración del Día Mundial del Agua el próximo 22 de marzo, permite resaltar ante la opinión pública y ciudadanos sobre la importancia fundamental de la calidad del agua para la salud de los peruanos y peruanas y los ecosistemas, y mejorar esa calidad genera numerosos beneficios: en los ecosistemas y en los servicios de los ecosistemas, mejora de la salud, la alimentación y mejora de los medios de vida.