Facebook
Twitter
Youtube
AECID | Oficina Técnica de Cooperación
Está en: Inicio / Noticias / AECID / OTC / Conversatorio ¿Qué pasa en las universidades? Violencia,

Noticias

Jueves, 23 Mayo 2024
Jueves, 02 Noviembre 2023
Conversatorio ¿Qué pasa en las universidades? Violencia, poder y prevención

 Investigar para conocer, transformar y prevenir la violencia de género

  •  En el marco del proyecto: Fortaleciendo la prevención frente a la violencia de género, gestionado por la Cooperación Española y financiado por la Unión Europea, se llevó a cabo el conversatorio ¿Qué pasa en las universidades? Violencia, poder y prevención.
  • Este espacio, promovido por la Pontifica Universidad Católica del Perú (PUCP), permitió la presentación de una serie de investigaciones que pretenden sensibilizar sobre la compleja problemática de la violencia de género presente en las universidades, así como en todos los ámbitos de la vida humana.

Con la finalidad de contribuir desde la investigación a transformar la realidad e incidir en el cambio de los patrones socioculturales que legitiman y exacerban la violencia contra las mujeres, se llevó a cabo el conversatorio ¿Qué pasa en las universidades? Violencia, poder y prevención.
La Pontifica Universidad Católica del Perú, representante del sector académico en esta iniciativa que reúne a instituciones públicas y privadas, aportó una serie de evidencias para encontrar nuevos caminos hacia la prevención. “Las universidades como hemos visto en los últimos días no son los espacios seguros o los espacios de cristal que nosotros pensamos, las universidades son un microcosmos donde suceden y se suceden los problemas que acosan a la sociedad peruana”, afirmó la profesora principal del Departamento de Ciencias Sociales, Patricia Ruiz Bravo, a cargo de la coordinación del equipo docente investigador.
Entre las aportaciones brindadas, se encuentran los resultados de la encuesta urbano nacional, PUCP - Nov.2022, que recoge que el 95% de la población está de acuerdo con el enfoque de género y con leyes a favor de los derechos de las mujeres. Esto podría significar un activo para frenar retrocesos en materia de género o también tratarse de una postura políticamente correcta.
Pepi Patrón, una de las docentes investigadoras, evidenció algunas respuestas vertidas en dicha encuesta, que le llamó poderosamente la atención. Por ejemplo, ante la posibilidad de la presencia pública de la mujer en el país, el 80% de encuestados manifiesta ‘que la mujer puede criar sola a su hijo’ y que ‘el 57% cree que ser ama de casa puede ser tan gratificante como trabajar por un salario’; sin embargo, de este mismo universo, ‘más de la mitad de los encuestados cree que un niño en edad preescolar se perjudica si su madre trabaja’ y, ‘el 42% asegura que las mujeres que participan en política descuidan el hogar’.
En otro pasaje, la docente Susana Reisz, analizó los efectos de la violencia simbólica en la autoestima de mujeres del escenario público político, y alertó sobre el efecto corrosivo de la violencia simbólica. “En la investigación cualitativa, a través de entrevistas de formato libre (…) pude recoger claras pruebas de los maltratos simbólicos a las que son sometidas las mujeres públicas, en particular aquellas que son defensoras de los derechos humanos y por ser de izquierda. Ataques casi todos al aspecto físico (…) se cruza la misoginia con el racismo y el clasismo”, sostuvo.
A su turno, la especialista Angélica Motta, expuso la falta de convicción que vaya más allá del cumplimiento de la norma frente al hostigamiento sexual en las universidades. Ella junto a la docente Fanni Muñoz presentaron el caso de estudio de una universidad de la capital. “Existen reglamentos enfocados al tema del hostigamiento sexual (…) El problema de esta normativa es que no se ha dado a conocer de forma adecuada y no se han precisado los canales comunicacionales. En ese sentido para quien quiera hacer una denuncia hay escasa información y falta de rutas claras”, puntualizó.
Por su parte, la investigadora Narda Henríquez, centró su mirada en la universidad pública del interior del país. “Hay un 42% —de encuestados— que ha tenido una experiencia de violencia en el estrato de edad más joven, de 18 a 25 años (…) Esa pequeña franja que estamos estudiando, ya viene con su mochila de género cargada de cuestiones negativas, de experiencias violentas, cargadas de prejuicios, tanto los profesores como los estudiantes”, indicó.
Es importante resaltar, el compromiso de la Cooperación Española ‘en esta carrera de largo aliento’ que representa la lucha contra la violencia de género. José Piqueras Bouillón, coordinador general de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo – AECID, afirmó que “España busca hacer de la igualdad de género y la lucha contra la discriminación, el corazón de su trabajo”. Esto se refleja en el apoyo sostenido al Estado Peruano para la adopción de políticas públicas como la ley N° 30364, para prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra las mujeres, la Política Nacional de Igualdad y la Estrategia Nacional de Prevención, indicó.
El evento, desarrollado en el Centro Cultural de España, contó con la participación de Ana Correa, actriz y directora de teatro, a través de la obra “Que se digan las palabras correctas”, basada en los testimonios de violencia de las alumnas entrevistadas por las investigadoras. Y, la periodista Anuska Buenaluque estuvo a cargo de la moderación. Más información en: https://somosmasprevencion.pe/